Autos

Vuelta al Cole, sin embotellamientos

16 05 18_sube_y_baja_nea-1251

La Ciudad capacita a escuelas y papás para evitar la doble fila

A diario se generan embotellamientos y cruces peligrosos ante las escuelas, que afecta no sólo a alumnos, sino que es una complicación para todos lo vecinos que se mueven por la zona.

Ante una encuesta, el 44,1% opina que la doble fila es el principal inconveniente a la entrada y salida del colegio.

El Gobierno porteño sigue trabajando en Sube y Baja, un proyecto para que la hora de ingreso a clases sea más ordenada y segura, eliminando la doble fila. Pero el proyecto que ya se aplicó en 140 colegios y contempla sumar 80 instituciones más en 2020, involucra tanto a padres como a alumnos y los miembros de la institución educativa.

“Con Sube y Baja buscamos que los entornos de los colegios sean más ordenados y seguros. Pero implica el compromiso de todos los actores de la comunidad educativa

Juanjo Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad.

Durante las 5 primeras semanas de implementación para revisar posibles ajustes en la dinámica y analizar el impacto se registraron excelentes resultados: una reducción del tiempo total de entrada a 20 minutos en promedio.

Un compromiso de todos

El proyecto cuenta con una serie de etapas previas a la implementación que tienen una duración aproximada de 4 semanas: en primer lugar se realiza una reunión con las autoridades de cada establecimiento educativo para acercar la propuesta y conocer las dinámicas particulares de entrada y salida de la escuela. Luego de la reunión inicial se avanza con un relevamiento de la zona por parte del equipo técnico.

  • Organizar la entrada y la salida de los alumnos según el medio de transporte elegido y dividirlos en tres grupos:
    • Transporte escolar.
    • Caminando o en bici.
    • Auto particular, remis o taxi.
  • Establecer horarios para cada grupo con diferencia de 10 a 20 minutos.
  • Determinar un área exclusiva a partir de la delimitación de un “cajón” que funciona tanto para transporte escolar como para autos particulares.
  • Seleccionar, dentro de lo posible, una entrada y salida diferenciada para los alumnos que llegan caminando o en bici.

Una vez presentada la propuesta ajustada y la aceptación de la misma por parte de la escuela, se procede con la ejecución de la obra (que tarda un día) y la realización de una charla de educación vial sobre el programa a toda la comunidad educativa, en la cual se les explica la dinámica, los actores involucrados y nociones básicas de seguridad vial relacionadas con la puerta de la escuela y las seguridad de niños y niñas.

Una vez implementado, 2 Agentes de Tránsito participan durante dos semanas de un período de adaptación. A cada escuela se le entrega un kit compuesto por pecheras, conos, y piezas gráficas, otorgado por el GCBA.

Sube y Baja en números

  • 3 escuelas participaron de la prueba piloto en 2017.
  • 71 establecimientos educativos se sumaron en 2018.
  • 66 establecimientos educativos se incorporaron en 2019.
  • 80 establecimientos educativos se incorporarán en 2020.
  • 70 mil alumnos son beneficiados diariamente por este programa
  • 100% de disminución de la doble fila.
  • 20 minutos de reducción en el tiempo de entrada.

El programa es voluntario y no tiene costos para la escuela ya que GCBA provee los materiales necesarios para su implementación.

Para solicitar asesoramiento hay que contactarse con el correo [email protected].