autopistas

Camino Buen Ayre: más vigilancia, más seguridad vial

CEAMSE-centro-monitoreo-vigilancia-pantallas

Gracias a las cámaras se redujeron los siniestros y también bajaron a la mitad los hechos delictivos sobre autopista

La implementación del sistema de cámaras a lo largo de los 23 km del Camino del Buen Ayre, sigue generando buenos resultados.

El efecto “me están vigilando ha generado en los conductores un manejo más responsable y menos siniestralidad: bajaron un 18% las colisiones entre vehículos, durante el período enero-agosto entre 2018 y este año. Además, se registraron un 25% menos de despistes.

Y cuando se produce un choque, el monitoreo permite el envío del servicio de Emergencia casi al instante del siniestro y activar los protocolos de asistencia en el lugar y comunicar la restricción a los medios, para que los otros usuarios tengan mayor prevención o tomen desvío.

También las cámaras del Centro de Monitoreo y Vigilancia, que está cumpliendo 4 años de funcionamiento, sirven para esclarecer más rápidamente cómo se generan los choques y otro tipo de incidente.
Uno de los aspectos más importantes es que brinda mayor seguridad a los usuarios: en el último año se redujeron 47% los incidente los ataques con piedrazos.

El monitoreo 24 horas, los 365 días del año, ha coartado el robo a autos y motociclistas. Para reforzar la seguridad, se multiplicaron además las postas policiales que trabajan coordinadas por los dos destacamentos policiales con los que cuenta la autopista, en cada extremo.

En su recorrido, el Camino del Buen Ayre atraviesa varias localidades y jurisdicciones policiales: San Isidro, General San Martín, Tres de Febrero, San Miguel, Hurlingham, Ituzaingó, Moreno y Merlo. Por ello es tan importante su servicio como parte del Anillo Digital de Seguridad.

Una Autopista al estilo Gran Hermano

Camino-buen-ayre-desde-helicoptero

Son 260 cámaras con domos sobre mástiles a 17 metros de altura conectados con más de 30 kilómetros de fibra óptica.

Las imágenes son observadas por operadores en monitores y en videowall, con resolución Full HD, con una grabación continua.

Además, se sumaron tres drones de alta tecnología que permite tomar imágenes en lugares de difícil acceso en caso de accidentes.

Además, se cuenta con un sistema de reconocimiento de patentes en todos los accesos a las autopista, que detecta en forma automática si un vehículo tiene pedido de secuestro y alerta de inmediato a la policía. Por ello, no sólo el Buen Ayre dejó de ser el escape hacia el Oeste de los vehículos robados (o secuestros) en Zona Norte, sino que los conductores llegan a las cabinas a menor velocidad y se redujeron 75% los choques en la zona de peaje.